viernes, diciembre 24, 2004

Canta canta

La ventaja de que bebas Concha y Toro y que tu amante se haya ido un poquito al infierno - o a ver a su madre, que es lo mismo-, es que puedes refocilarte en la adolescencia y hacer un picnic en el estudio, subir el volumen de la música y escuchar como se debe al Quinteto de Astor Piazzolla; incluso puedes entrar un tiempito al chat y recordar viejos tiempos; ir al supermercado y sólo comprar prosciutto, gruyere y pan.

5 Comments:

At 30 de diciembre de 2004, 8:25, Blogger luis valdez said...

Ah, Concha y Toro de merlot... muy sabroso el vino ese. Y con un paquete de aceitunas ya vivo la vida plenamente, al menos por un instante.

 
At 31 de diciembre de 2004, 16:27, Anonymous Anónimo said...

Ay sí, un vinito con piazzola o con pizza, es como casi o no lo mismo.Un saludo. Minerva Reynosa. Te paso mi bolg. http://ladoncelladilatada.blogspot.com/

 
At 1 de enero de 2005, 17:02, Blogger Dulx said...

El vinito sí te lo acpeto, pero con un platote de pasta. El invierno me despierta el hambre, no importa que no haga frío.

 
At 1 de enero de 2005, 18:42, Blogger Dulx said...

Hey! Feliz año y feliz Mont Blanc, jaja.

 
At 26 de febrero de 2005, 3:57, Anonymous Peter Langer said...

Concuerdo contigo, ir al infierno - o a ver a mi madre es lo mismo. Pero lo peor ha de ser cuando el infierno se presenta en la puerta de tu castillo sin previo aviso

 

Publicar un comentario

<< Home